Tecnologia

Catholic App, el centro digital de citas para católicos

Con la llegada de la era digital todos los ámbitos de la sociedad cambiaron para no quedarse atrás y mantener vigencia. Uno de ellos, aunque sea difícil creer fueron las comunidades religiosas, siendo la católica una de las que tiene más creyentes alrededor del mundo.

Así es, desde hace varios años la Iglesia Católica ha querido atraer la atención de los jóvenes y mantener sus fieles que ya son parte de la era digital, ya sea que usen su celular para ver en vivos de misas y enviar sus peticiones, haciendo que muchos dejen de ir a la iglesia de forma presencial.

Por esta razón se creó Catholic App, que funciona como un GPS para que los creyentes encuentren la iglesia más cercana y no pierdan la costumbre de visitar el templo.

Cómo funciona Catholic App

Lo novedoso de esta aplicación es que ya ha sido nombrado por el mundo del internet como “Sindr”, que es la combinación de dos palabras: sin, que en el idioma anglo significa pecado y Tinder, que es la aplicación de citas que muchas personas distinguen.

La religión también es otro sector de la sociedad que está pasando a la era digital.- (Imagen Ilustrativa Infobae)

Esta aplicación ofrece a los usuarios una lista variada de iglesias con distintas especificaciones como la dirección, la distancia y el tiempo que se gastaría una persona para llegar al lugar.

Además sirve como una fuente de información religiosa, ya que los usuarios tienen la posibilidad de recibir noticias relacionadas con la religión católica, como avisos importantes de las parroquias, u horarios, y es fácil de usar tanto para jóvenes como los adultos mayores.

Asimismo, permite a los creyentes hacer transacciones para donar a causas benéficas de la iglesia, junto con que respeta la privacidad y los datos suministrados.

Qué pretende Catholic App

Desde su creación ha tenido bastante apoyo de la comunidad religiosa, sobre todo de los altos dirigentes del Vaticano, lo que busca en particular es hacer más práctica la comunicación de las parroquias con los feligreses.

También planea que la llegada de un público creyente más joven se de en los próximos años, incentivando una alianza entre la tecnología, la información y la fe.

Del mismo modo, esta aplicación no solo es para los creyentes del mundo también las locaciones religiosas se pueden registrar y acceder a múltiples beneficios, entre los cuáles están:

  • Cargar información como noticias de las parroquias para mantener en sintonía a su público.
  • Enviar notificaciones e invitaciones a eventos especiales.
  • Tener no solo una comunicación dentro de la parroquia sino que esté intrínseca en otros momentos como el hogar.
Esta app permite a los feligreses estar más enterados de todas las novedades de la Iglesia Católica (Imagen Ilustrativa Infobae)

Cual es el precio para adquirir Catholic App

Hay tres paquetes para adquirir esta aplicación. A continuación le explicamos algunos detalles de cada uno.

El primero es el Plan Iglesia que ofrece a los compradores variedad de noticias con la particularidad de que solo pueden ser suscriptores para una iglesia. El precio de está alrededor de los 21 dólares y solo está disponible en Reino Unido.

Otro plan es el grupo de iglesias que trae varios componentes del anterior con la diferencia de que le ofrece al usuario una suscripción premium para 10 iglesias. Su precio está en 100 dólares y su disponibilidad está en todo el mundo.

El último plan es conocido como diócesis, el cual tiene un valor de 500 dólares y también está activo en todos los países.

La app también tiene una versión de escritorio y permite a los que se suscriban a los planes antes mencionados donar a varias iniciativas que tienen cada una de las iglesias y seguir todas las novedades que tiene esta comunidad religiosa en el transcurso de la temporada anual.

Fuente: Catholic App, el centro digital de citas para católicos se publicó en n.com.do

Deja un comentario

Descubre más desde La Bola Caliente

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo