Detienen en Alemania a ex presidente catalán Carles Puigdemont cuando regresaba a Bélgica

La policía alemana dijo el domingo que detuvo al ex presidente catalán Carles Puigdemont cerca de la frontera con Dinamarca, cuando regresaba a Bruselas tras un viaje a Finlandia, donde había ido a pronunciar una conferencia.

La detención se produjo en un autopista del norte del país cuando el líder independentista, que estaba con otras cuatro personas, se encontraba a 30 km de la frontera entre ambos países.

Puigdemont se encuentra en Bélgica autoexiliado desde octubre del año pasado, luego de que el gobierno de España decidiera activar el decreto 155 de la constitución, tras la decisión del parlamento catalán de aprobar la independencia. Además la justicia española la acusa de los delitos de rebelión y malversación de fondos públicos, cargos por los que arriesga hasta 25 años de cárcel.

El viernes una orden internacional de detención dictada fue reactivada por un juez español, quien además decretó prisión provisional para el candidato a la presidencia de Cataluña, Jordi Turull, y otros ex consejeros del gobierno regional.

Según consignó el diario El País, el vice fiscal general de Schleswig Holstein, Ralph Döpper señaló que la decisión que debe tomar la corte de primera instancia de ese lugar, acerca de si Puigdemont  será detenido y luego extraditado se sabrá “con cierta probabilidad solo mañana”.

El procedimiento de análisis y eventual ejecución de la euroorden por parte de la Fiscalía alemana puede demorarse entre 15 y 45 días. 

En tanto, la fiscalía de Schleszig explicó, en un comunicado, que Puigdemont será presentado ante un juez este lunes para confirmar su identidad. 

“Esta comparecencia tiene por objeto únicamente verificar la identidad de la persona detenida. El tribunal regional de Schleswig-Holstein en Schleswig deberá luego decidir si Puigdemont debe ser detenido en vista de una entrega”.

Alemania es uno de los países con lo que España tiene mayor cooperación judicial y su código penal contempla una pena desde 10 años de prisión hasta cadena perpetua para el delito de alta traición, que si bien no el mismo al que se acusa a Puigdemont, tiene una definición similar.

La detención de Puigdemont, en territorio alemán, cercano a la frontera danesa; fue un trabajo de cooperación entre la Policía española, la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de España.

“Ahora se encuentra en una comisaría y se ha activado su defensa jurídica. El presidente se dirigía a Bélgica para presentarse, como siempre, a disposición de la justicia belga”, dijo Alonso-Cuevillas, abogado de Puigdemont, en Twitter.

El viernes, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena dictaminó que un total de 25 políticos separatistas, incluido Puigdemont, se enfrentarían acusaciones de rebelión, malversación o desobediencia al estado. De ellos cinco fueron enviados  a prisión preventiva, entre ellos Turull, el entonces candidato a la presidencia de la región.

El presidente del parlamento catalán, Roger Torrent, instó el sábado a convocar un frente común transversal en defensa de la democracia, tras suspender la votación de investidura por el ingreso en prisión de Turull.

En tanto, la Asamblea Nacional de Cataluña hizo un llamado a sus militantes para manifestarse en contra de la detención de líder independentistas frente al consulado de Alemania y a llamado a protestas en toda la región.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: