El presidente de Estados Unidos,Donald Trump, anunció este viernes “ataques de pricisión” en Siria junto a Francia y Reino Unido.

Esto es en respuesta al ataque química del régimen de Bashar al Assad en la localidad de Duma, que dejó decenas de muertos.

En su discurso a la nación desde la Casa Blanca en Washington, el mandatario norteamericano también le envió un mensaje a Rusia, aliado de Siria: “Qué país quiere estar asociado a una nación asesina”, destacó.

El mandatario estadounidense mantuvo varias reuniones de consulta en los últimos días con sus consejeros militares y aliados en el exterior, para definir una respuesta a las denuncias por el ataque químico.

“El ataque ocurrió el sábado, y sabemos que fue un ataque químico”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, quien al ser consultada sobre si el gobierno estadounidense tenía pruebas de que el gobierno de Bashar al Asad estaba por detrás del episodio se limitó a decir: “Sí”.

Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, apuntó que Rusia también era responsable por lo ocurrido, ya que “fracasó en impedir que ocurriera un ataque con arma química”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: