«Esto no es hacer el amor. Esto es torturar a una mujer»

El papa Francisco ha pedido perdón el lunes por todos los cristianos que pagan para tener relaciones sexuales con mujeres, diciendo que los hombres que frecuentan prostitutas son criminales con una “mentalidad enfermiza” que piensan que las mujeres existen para ser explotadas.

“Esto no es hacer el amor. Esto es torturar a una mujer. No confundamos los términos”, agregó.

Francisco, quien ha dado prioridad en su papado a la lucha contra el tráfico humano y la esclavitud sexual, habló durante cuatro horas ante 300 jóvenes invitados por el Vaticano, a quienes exhortó a continuar la lucha contra el contrabando de migrantes y la prostitución forzada.

«Esta es una de las batallas que yo le pido a ustedes jóvenes librar, por la dignidad de las mujeres», expresó.

Durante el acto, la escritora nigeriana Blessing Okoedion le preguntó cómo puede la Iglesia permitirle a los católicos contratar a mujeres nigerianas en Italia, como ella misma, que son obligadas a ser esclavas sexuales por los traficantes de migrantes que las trajeron.

«Lo que más me inquieta es la demanda elevada [de la prostitución], el exceso de clientes, y que muchos son católicos», dijo.

«Te pregunto, la iglesia, aún demasiado machista, es capaz e interrogarse en verdad sobre esta demanda tan alta por parte de los clientes?»

Francisco le respondió: «Quiero aprovechar este momento, ya que usted habló de cristianos y de bautizados, para pedirle perdón en nombre de toda la sociedad y de todos los católicos que cometen este acto criminal”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: