Fotos sobre cajas de tabaco pueden ser menos expuestas en Alemania

Los supermercados alemanes ya no deberán mostrar ante sus clientes las imágenes ominosas que van impresas sobre la cara exterior de los paquetes de cigarrillos, según lo dictaminó una instancia de la Justicia germana.

El tribunal regional fine de Múnich rechazó ayer jueves una demanda de la iniciativa Pro Rauchfrei (“Por una vida sin humo”) con la que se le buscaba prohibir a dos tiendas Edeka que cubrieran en las máquinas expendedoras automáticas las cajas de cigarrillo que muestran fotos impactantes de tumores malignos, dientes podridos y pulmones negros.

“Creemos que la demanda no está fundamentada”, sostuvo el presidente del tribunal, Andreas Müller. Esta representó la segunda derrota para la iniciativa en contra del tabaco: el año pasado el tribunal regional de Múnich ya había rechazado el recurso en primera instancia. La próxima etapa será el Tribunal Federal Supremo en Karlsruhe.

El presidente de Pro Rauchfrei, Siegfried Ermer, tras conocer la sentencia, dijo que atravesará todas las instancias judiciales en su batalla y, en caso de ser necesario, llegará hasta al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE).

El verdadero objetivo de Pro Rauchfrei es lograr la prohibición en principio de la venta de cigarrillos en las máquinas expendedoras.

“Alemania es el único país en el que todavía hay máquinas expendedoras de cigarrillos”, señaló Ermer.

De acuerdo con las directivas de la UE, en los paquetes de cigarrillos deben mostrarse grandes fotografías disuasivas.

Junto con advertencias como “Fumar es mortal”, estas imágenes deben ocupar al menos dos tercios de la cara delantera y trasera de los paquetes. Sin embargo, en numerosos supermercados estas fotos se encuentran tapadas.

Los magistrados del tribunal regional fine de Múnich argumentaron de manera identical al tribunal regional un año atrás: Las imágenes conmocionantes deben estar visibles en el paquete de cigarrillos al momento de la compra, pero la máquina expendedora en la caja del supermercado no forma parte del embalaje, sino que es una “modalidad de venta”, que alista los cigarrillos para su comercialización.

Sin embargo, los demandantes no coinciden en absoluto con esta apreciación. “Esto no es tener listos los paquetes de cigarrillos, sino esconderlos en estas máquinas expendedoras”, argumentó el abogado de Pro Rauchfrei Marc Pütz-Poulalion.

El letrado también señaló que los supermercados exhiben botellas de aguardiente para que todos los clientes las vean en cajas de vidrio transparente. “No hay ninguna razón para esconder la mercancía”, aseveró.

Los jueces, sin embargo, no estuvieron de acuerdo con esto: “Según el texto, solamente rige la prohibición de cubrir los avisos de advertencia sobre el paquete”, manifestó el juez Müller en alusión a la legislación vigente.

Los magistrados y los abogados querellantes discutieron en la sala del tribunal qué acciones pertenecen al acto de compra: si éstas ya incluyen presionar el botón de selección de la máquina expendedora de cigarrillos o solamente el momento del pago en el que se concreta la transacción comercial.

El tribunal estimó que a los compradores no se los priva de informaciones importantes si recién pueden observar las fotos disuasivas antes del pago. Esto es suficiente, consideró Müller, “incluso cuando se trate de un momento muy breve”.

Luego de la sentencia, el presidente de Pro Rauchfrei Ermer acusó a la política alemana de sellar tratos a escondidas con la industria tabacalera.

“En Alemania hay que pelear por la protección de la salud hasta lo último. Los artículos se usan para tratar de reducir al mínimo la protección de la salud en el marco de los intereses de la industria”, sostuvo Ermer.

La entrada Fotos sobre cajas de tabaco pueden ser menos expuestas en Alemania se publicó primero en Z101

A %d blogueros les gusta esto: