Ponen en marcha plan para rescatar plantas en peligro

 Con la colaboración de la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ, por sus siglas en alemán), de la Red Nacional de Desarrollo Empresarial a la Protección Ambiental (Ecored), la participación del Jardín Botánico Nacional, del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de 20 empresas se inició la primera etapa de la Misión Rescate Lista Roja, un proyecto para la conservación de las especies de la flora dominicana en peligro de extinción.

El acto lo encabezó el titular de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, quien agradeció la intención de los actores de la alianza público-privada que apadrinará por dos años la conservación de 20 de las 813 especies de plantas que originalmente componen la Lista Roja.

Las firmas que suscribieron el convenio fueron el Grupo Universal, el Banco BHD León, Cemex, Falcondo, la Fundación Propagás, la Fundación Tropigás, Gas Natural Fenosa, GB Group, Hanes Brands, CEPM e Industrias San Miguel.

María Alicia Urbaneja, directora de la Red Nacional de Desarrollo Empresarial a la Protección Ambiental (Ecored), entidad que coordinará en términos logísticos la misión y administrará los fondos aportados por las empresas, informó que para alcanzar los objetivos se realizarán jornadas de sensibilización sobre la importancia de estas plantas para la salud del ecosistema mediante talleres y la difusión de contenidos en plataformas digitales y redes sociales.

En la mesa principal estuvo también Sabine Bloch, embajadora extraordinaria y plenipotenciaria de la República Federal de Alemania en el país, quien calificó como “digna” la iniciativa, pues, según explicó, es una apuesta que contribuye –en el corto, mediano y largo plazo– a la consolidación de dos ejes de la economía nacional: el turismo y la agricultura.

“La biodiversidad se está perdiendo de manera acelerada, poniendo en peligro la sostenibilidad de la pesca, de la agricultura y del turismo. Por esa razón se precisa de un cambio de conciencia. El capital natural se está perdiendo en todo el mundo”, advirtió.

Bloch consideró, además, que la Misión de Rescate Lista Roja es el tipo de iniciativa que garantizan al país un futuro atractivo, heterogéneo y limpio. “Para Alemania, el programa Misión Rescate Lista Roja reviste especial importancia porque demuestra el interés de toda la República Dominicana en apoyar los esfuerzos de conservación que está realizando el Gobierno”, sentenció. El director del Jardín Botánico Nacional, Ricardo García, explicó que el catálogo de especies fue extraído del Herbario Nacional, instrumento que sirvió, además, de base científica para el libro Lista Roja.

“La puesta en marcha de la Misión Rescate Lista Roja evidencia que el mundo está abrazando la sostenibilidad ambiental y de aquellas especies que hoy están amenazadas y en peligro de extinción. Seremos de los primeros países en avanzar para recuperar nuestra cubierta boscosa”, dijo García.

El plan fue elaborado con el auspicio de Botanical Gardens Conservation International (BGCI), una organización no gubernamental que trabaja en la preservación de las plantas amenazadas en todo el mundo y forma parte del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020, que conecta, además, con la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030, con la agenda de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Estrategia Global para la Conservación de Especies Vegetales en América Latina (EGCEV).

Datos generales y especies

La flora de la República Dominicana está compuesta por unas 6,000 especies. Más del 34 % es endémico, es decir, no se encuentra de forma natural en otra parte del mundo. Entre ellas figuran el Cucuyo, el Roblillo, el Muñeco, el Tamarindo Cimarrón, la Caobanilla, el Guatapaná, la Algarrobita o Piqui-piqui, el Abey o Flamboyant amarillo, la Maga, la Ozúa, el Zapotillo, la Cola o Col, la Totuma, la Guayabita de Falcondo, el Mamey, la Canelilla, la Cabirma de Guinea, el Higüerillo o Güira Cimarrona, el Cuerno de Buey y el Cuchiflichi o Cotoperí. En la Misión Lista Roja, la GIZ brindará asesoría a las empresas en sus planes de acción para la conservación de las especies. Ecored procurará la sinergia entre las empresas y el Jardín Botánico Nacional.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: