Urueta: “El problema es un virus ofensivo que anda por ahí

Los Tigres del Licey enfrentan un contraste en su desempeño de sus primeros siete partidos, en el que registraron solo una victoria.

El pitcheo está increíble con una efectividad colectiva de 1.63, sin incluir el partido de anoche luego de 71.2 entradas en las que ha permitido 13 carreras limpias. La otra cara de la moneda, la ofensiva, está muy por debajo. Parecería un promedio de lanzador al registrar .164, la peor ofensiva de la liga, con solo 10 carreras empujadas.

“El problema es un virus ofensivo que anda por ahí, donde los muchachos no han podido empezar a batear”, señaló ayer en su rueda de prensa acostumbrada el gerente de los Tigres, Luis Urueta. Y de esa manera descarta que la situación por la que atraviesa el equipo azul tenga que ver con su dirigente Robby Hammock.

“El problema (del Licey) en este momento no es de dirigencia”, advierte Urueta para luego definir que se trata de un “virus” y unido a eso “cuando no tienes corredores en base, al mánager quizás se le dificulta elaborar carreras, elaborar jugadas”.

En lo que sí considera que que el mánager “a veces tiene en la mano” es el uso de sus lanzadores, algo que hasta el momento ha estado bien y su efectividad colectiva de 1.63, la mejor de la liga, así lo demuestra.

En ese sentido dio crédito a su coach de pitcheo, David Rosario.

Sin incluir el partido de anoche, los Tigres llevan una racha de cinco derrotas y tres vueltas en sus últimos cuatro duelos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: